Volver

13 cosas que hacer y no hacer para tu pequeña empresa en redes sociales

Gino Gutierrez
Por Gino Gutierrez
Publicado en 31 enero, 2018

Mujer frente a un portátil donde s epuede leer la palabra "social media"

Echemos un vistazo a algunas de las mejores prácticas que cambiarán la forma en que las empresas utilizan las redes sociales (incluyendo la tuya)

Lo que los propietarios de pequeñas empresas hacen después de crear perfiles en redes sociales para su negocio:

Para las pequeñas empresas, las plataformas de medios sociales como Facebook, Twitter e Instagram pueden marcar una gran diferencia. Cada uno de ellos proporciona un trampolín único para conectarte con tus clientes actuales y potenciales, anunciar tus servicios y, en última instancia, aumentar tus ingresos por ventas. Además, crear un perfil en redes sociales es gratis.

Aún así, para algunos dueños de negocios, manejar una presencia profesional en las redes puede ser desalentador. De hecho, sólo el 53% de las pequeñas empresas afirman utilizar activamente las redes sociales.

Pero vale la pena; la mayoría de los dueños de negocios con redes sociales lo encuentran útil y más rentable que otros medios de mercadeo tradicionales.

La buena noticia es que no tienes que ser un experto para sacar el máximo provecho a las redes. Incluso con tiempo y recursos limitados, puedes anunciar tu negocio y atraer clientes potenciales.

Para obtener los mejores resultados, sigue estas reglas que te ayudarán a cambiar la forma en que las empresas utilizan las redes sociales:

QUÉ HACER

Una tablet desde la cual salen símbolos de mensajería

#1 Conoce a tu audiencia:

Antes de comenzar a publicar contenido, debes comprender quién es tu audiencia, qué problemas tienen y cómo los resuelven tus servicios. Identifica maneras de atraer a tus clientes; averigua lo que les gusta, y luego dáselo. Puede ser útil empezar imaginando los clientes a los que deseas llegar. ¿Quiénes son ellos? ¿Qué edad tienen y qué les gusta?  ¿Qué no les gusta? Crea de tres a cinco perfiles y anota sus atributos, incluyendo información como datos demográficos, intereses, profesión, etc. Esto te ayudará a visualizar quiénes son tus clientes y elaborar mensajes clave en redes sociales para cada uno de ellos.

#2 Comparte contenido relevante:

Ahora que sabes con quién estás hablando, concéntrate en compartir contenido que le interese a tu audiencia. Esto significa: historias útiles para ellos, no para TI. Así que si diriges una peluquería, puedes compartir el antes y el después de un peinado para dar a los clientes potenciales una idea de los servicios que ofreces, o tutoriales sobre las últimas tendencias en coloración. Utiliza herramientas analíticas para identificar qué tipo de contenido genera más respuesta. En Facebook, ve a ‘Insights’ y comprueba parámetros como ‘Alcance’ (el número de personas que han visto tu mensaje), ‘Publicaciones’ (personas que han hecho clic, les ha gustado, comentado o compartido tu mensaje), o el número de ‘me gusta’. En Twitter, ves a Analytics y busca parámetros como retweets, menciones, impresiones de tweets (el número de personas que han visto tu tweet) y tasa de compromiso (el número de compromisos dividido por el número de impresiones).

#3 No pienses de forma cuadriculada:

Asegúrate de que lo que compartes refleje la personalidad de tu negocio. Puedes utilizar herramientas como Canva (diseño gráfico), Stencil (imágenes) o Powtoon (vídeos animados) para crear contenido personalizado. ¿Escasea la inspiración? Echa un vistazo a cómo otras pequeñas empresas lo están haciendo con el marketing en redes sociales.

#4 Empieza despacio y lentamente construye tu camino hacia la cima:

Puede ser tentador crear un perfil para tu pequeña empresa en cada plataforma social que conozcas. Pero en su lugar, deberías concentrar tus esfuerzos, y la plataforma que utilices debería adaptarse a tu base de clientes, producto o servicio. Con más de mil millones de usuarios activos diarios, Facebook suele ocupar el primer lugar de la lista como el canal más popular para las pequeñas empresas. De hecho, el noventa por ciento de las pequeñas empresas sólo utilizan Facebook. Sin embargo, también deberías explorar otras plataformas: Twitter permite conectarse directamente con los ‘influencers’, mientras que Instagram proporciona una interfaz fácil de usar para llegar a un mercado más joven.

#5 La constancia es la clave:

Incorpora las redes sociales en tu rutina diaria hasta que se convierta en algo natural. Empieza dedicando media hora cada día. Si no quieres dedicar tiempo todos los días a gestionar tus cuentas sociales, también puedes crear mensajes con antelación y programarlos para toda la semana. En Facebook, crea tu mensaje como normalmente lo harías al lado de ‘Publicar’ y selecciona ‘Programar’. Elige la fecha y la hora en que deseas que tu mensaje sea publicado y repítelo durante toda la semana.

#6 Sé sociable:

Esto puede parecer obvio, pero asegúrate de relacionarte con tus clientes. Esto significa dar a ‘me gusta’ a las imágenes de personas que se relacionan contigo, compartir mensajes relevantes (no te olvides de citar al autor/a), responder a los tweets, usar la función de encuestas o conectarte con otras empresas afines. A largo plazo, esto te ayudará a aumentar tu audiencia.

#7 Aprovecha el contenido de pago:

Para mejorar el rendimiento de las redes sociales, vale la pena invertir en contenido publicitario. Por lo general, deberías utilizar el 75% de tu presupuesto para la creación de contenido y el 25% para la publicidad destinada a aumentar el alcance de dicho contenido. Facebook te permite promocionar mensajes a un coste relativamente bajo y captar la atención de quién lo verá en su muro. Por lo tanto, si anuncias tu servicio de fontanería, puedes anunciarte a personas que viven a una distancia determinada. En Twitter puedes promocionar el contenido para llegar a una audiencia personalizada o usar la cuenta promocionada para conseguir más seguidores.

icons of social media on a phone screen

QUÉ NO HACER

#1 No te olvides de establecer unas metas (y luego ceñirte a ellas):

¿Qué pretendes conseguir a través de las redes sociales? ¿Aumentar sus ventas? ¿Aumentar la audiencia que ha oído sobre tu negocio? Fija metas mensurables y un cronograma para alcanzarlas (por ejemplo, aumentar las ventas en un 10%, conseguir 500 seguidores en los próximos 6 meses, etc.).

#2 No publiques contenido irrelevante:

Sí, quieres que la gente se involucre contigo. Sin embargo, mantente profesional: comparte contenido relevante para tu empresa.

#3 No abrumes a tu audiencia con contenido:

Está bien ser activo, pero no te pases. No querrás terminar enviando spam a los muros de la gente, ya que podrían dejar de seguirte. Publicar una vez al día es lo óptimo para las empresas, con un máximo de dos mensajes al día. De hecho, Hubspot descubrió que las páginas de menos de 10.000 fans experimentaron una caída del 50% en el compromiso por correo al publicar más de una vez al día. En cualquier caso, asegúrate de que reine la calidad sobre la cantidad.

#4 No olvides medir y probar los resultados:

Para mejorar tu presencia social, necesitas identificar lo que funciona bien y lo que no. Para ello, ten en cuenta cuántos seguidores tienes y sus interacciones (‘me gusta’, comentarios, acciones, etc.). Experimenta compartiendo diferentes tipos de contenido para ver las reacciones.

#5 No apuntes al público equivocado:

Cuando promuevas contenido o anuncios, asegúrate de dirigirte a la audiencia adecuada. Digamos que diriges una peluquería: anuncias una promoción de corte de pelo especialmente dirigido a mujeres. La idea es que tu anuncio llegue a mujeres principalmente, ¿no?

#6 No te olvides de la red:

Utiliza las redes sociales para conectarte online de la misma manera que lo harías en la vida real para construir relaciones de calidad. Una red social saludable, en Internet o no, se traduce en nuevos acuerdos comerciales.

Gino Gutierrez
Gino Gutierrez
Gino Gutiérrez es escritor, editor y estratega de contenidos. Ha publicado varias de sus obras, tanto en literatura como en formato para guiones de cortometraje, y ha trabajado como periodista entrevistando a importantes actores de Hollywood.
Back To Top