Volver

7 preguntas para realizar en una entrevista de trabajo para asegurarte de que contratas a la persona adecuada

Gino Gutierrez
Por Gino Gutierrez
Publicado en 31 enero, 2018

 

No importa cuál sea tu negocio, crear un equipo adecuado es fundamental. Quienquiera que contrates debería hacer tu vida profesional más fácil, no al revés.

Suena sencillo, pero a la hora de la verdad es difícil encontrar un equipo entero que cumpla esta norma.

Dicho esto, hacer las preguntas correctas cuando se realiza la entrevista de trabajo es una forma segura de separar el trigo de la paja. Bueno, la mayoría de las veces.

Recuerda: la entrevista es estresante para ambas partes involucradas. Ambos os estáis evaluando el uno al otro y, en el fondo, se preguntan: ‘¿Puedo ver a esta persona cada día… sin pegarme un tiro?’

Entrevistar a los candidatos para un trabajo es algo así como una serie de citas a ciegas, pero con la diferencia que luego tienes que casarte con uno. Para asegurarte de que tu próxima contratación sea tanto alguien que puedas soportar como una valiosa incorporación al equipo, confía en estas prácticas preguntas para entrevistas de trabajo.

  1. ¿Por qué debería contratarte?

Esto parece una pregunta obvia de entrevista de trabajo, pero es precisamente por eso que a menudo se pasa por alto. La persona adecuada tendrá lista una respuesta. Pero la sincronización aquí es clave: debes hacer esta pregunta hacia el final de tu conversación, después de haber explicado la naturaleza de tu negocio y tus expectativas para el puesto. De esta manera, el entrevistado tendrá una idea clara de por qué necesitas contratar a alguien (es decir, qué problema esperas resolver). El mejor candidato será capaz de decirte convincentemente por qué es la solución que estás buscando y, con suerte, podrá citar ejemplos de su experiencia laboral anterior para ilustrar sus argumentos.

  1. Si fueras un animal, ¿de qué tipo serías?

Esta pregunta tonta sirve para un par de propósitos. Por un lado, despierta la atención de quien tienes delante. Probablemente no se haya preparado una respuesta para esto (y con razón).

En segundo lugar, sirve para aligerar el ambiente y aflojar la tensión. Deberías aspirar a tener una conversación honesta con esta persona, no un diálogo forzado durante el cual intercambiais frases como en un guión de cine.

Además, puede arrojar algo de luz sobre cómo es la personalidad del candidato/a.

Un consejo: Calma, Dr. Freud. El hecho de que alguien diga que es un águila no significa que esté al acecho. Si estás buscando un líder, haz preguntas sobre sus cualidades de liderazgo. No contrates a quien dice ser un león, y no necesariamente descartes a uno que dice ser un armadillo (aunque tal vez lo sea).

  1. ¿Alguna vez has tenido que lidiar con una persona desagradable en un entorno profesional? Si es así, ¿cómo llevaste la situación?

Esta pregunta debe estimular una respuesta reveladora. Primero, entenderás lo que ellos consideran como ‘una persona desagradable’.

Si esto los lleva a citar a un compañero de trabajo en particular que usó una serie irritante de suéteres de lana de colores brillantes todo el invierno, entonces puede ser que estés hablando con un quisquilloso de cuidado.

Lo ideal es que contesten: ‘Sí, tuve un compañero de trabajo complicado, pero siempre mantuve la cabeza fría y seguí siendo profesional’.

  1. ¿Cuál es el mayor malentendido que la gente tiene sobre ti?

Esta pregunta es útil, pues es una vuelta de tuerca al típico “¿Cuál dirías que es tu mayor debilidad?”

La idea aquí es obtener una mejor respuesta a la misma pregunta poniendo al entrevistado (ligeramente) en el punto de mira.

Por supuesto, muchos candidatos dirán chorradas como: ‘La gente dice que soy demasiado amable’. Pero eso es sólo porque tenían esa respuesta pensada por si les preguntas acerca de sus fortalezas (cosa que, por cierto, nunca ocurre).

Pero esta pregunta también ofrece una oportunidad para que corrijan cualquier idea errónea que puedas tener sobre ellos en ese momento. Tal vez viste que sus manos temblaban y pensaste que no soporta la presión de los nervios, cuando en realidad puede ser una persona nerviosa por naturaleza. Ahora ya lo sabes.

Último consejo para esta pregunta: No contrates a nadie que diga: ‘Todo el mundo cree que soy perezoso, pero…’.

No. Para. Es perezoso de la leche.

¡Siguiente!

  1. ¿De qué logros te enorgulleces más?

Haz esta pregunta para tener una idea de lo que realmente le importa a la persona que tienes delante. ¿Cuáles son sus valores? ¿Qué piensa de sí mismo/a? ¿Qué le motiva? ¿Cómo afronta los problemas?

Nota: Probablemente no deberías contratar a nadie que no mencione un logro.

  1. Cuéntame alguna vez en la que fallaste, y cómo lo afrontaste.

Todo el mundo falla alguna vez, pero lo que distingue a las personas que quieres contratar de las que no es la forma en la que se enfrentan al fracaso. ¿Olvidó un decimal y eso le costó a la empresa una ingente cantidad de dinero? ¿Lo confesó de inmediato o lo ocultó? ¿Hizo algo para arreglarlo? ¿Aprendió algo de todo ello?

Nadie es perfecto y quienquiera que contrates probablemente no sabrá cómo hacer el trabajo exactamente como tú lo quieres. Pero deberías contratar a alguien que reconozca sin problemas cuando ha cometido un error, lo haga suyo y luego identifique maneras constructivas de abordar la situación, aunque eso sólo signifique avanzar con una nueva lección aprendida.

Ten cuidado con: cualquiera que te cuente acerca de un fallo que realmente no fue culpa suya. Primero, eso no es lo que les preguntaste. En segundo lugar, esa no es una actitud que permita mucho margen de mejora.

  1. ¿Hay algo más que no te haya preguntado y que crees que debería?

Esta pregunta le da al entrevistado la oportunidad de destacar los atributos que pueda tener, pero aún no han salido a la palestra.

Dada la naturaleza de las entrevistas, es posible que no te digan qué pregunta olvidaste hacer. No pasa nada. Se supone que las preguntas  en una entrevista de trabajo deben ser difíciles.

Pero deberían tener sus propias preguntas. Entrevistar, después de todo, es una calle de doble sentido. El candidato adecuado estará buscando un buen empleo, no sólo un nuevo trabajo. Debes estar preparado/a y ser receptivo/a a las preguntas acerca de lo que implica el trabajo que está solicitando y cómo es trabajar contigo o en tu establecimiento.

Gino Gutierrez
Gino Gutierrez
Gino Gutiérrez es escritor, editor y estratega de contenidos. Ha publicado varias de sus obras, tanto en literatura como en formato para guiones de cortometraje, y ha trabajado como periodista entrevistando a importantes actores de Hollywood.
Back To Top