Volver

3 consejos para desarrollar tu imagen de marca

Nicolas Mera
Por Nicolas Mera
Publicado en 28 marzo, 2018

silhouette d'homme dont le visage est représenté par une montgolfière colorée s'envolant et surmontée d'un chapeau

La imagen de marca es el DNI de tu empresa.

Es cómo el público (es decir, tus clientes) perciben tu actividad. Pero, ¿cómo construir y mantener una imagen de marca fuerte y duradera para tu pequeña empresa?

Aquí tienes estos tres puntos.

  1. Tu identidad debe ser clara

No basta con tener un logotipo casero en Paint y un nombre pegadizo para lanzar tu negocio al mundo. Si te encuentras en la fase inicial, empieza por tu nombre y tu objetivo.

Recuerda, el nombre de tu empresa, su logo y básicamente cualquier cosa que represente tu negocio, debe referirse – incluso inconscientemente – a los conceptos que buscas asociar con tu negocio. Si tu empresa tiene valores ecológicos, por ejemplo, el logo debería mostrarlos.

Establece un sentido de unidad y coherencia entre todos los elementos que componen tu imagen de marca. El negro y el dorado, por ejemplo, son los colores favoritos de las marcas de lujo. Y el amarillo y rojo, el emblema cromático de la comida rápida.

Tener una historia o anécdota asociada al lanzamiento de tu negocio es una buena herramienta de comunicación para darse a conocer. (Todo el mundo sabe, por ejemplo, que Steve Jobs empezó a jugar en el garaje de sus padres antes de fundar Apple).

  1. Procura ser visible

Para hacer que clientes potenciales encuentren tus servicios, necesitas ser visible. Una vez que tu sitio web esté creado y correctamente categorizado en los motores de búsqueda, agrega la URL en distintos lugares. Por ejemplo:

Puedes crear una firma personalizada para tu cuenta de correo electrónico a la que añadir la dirección de tu sitio y los perfiles de tus redes sociales. Así, con cada correo electrónico que envíes, tus contactos sabrán dónde encontrarte online.

Este consejo también se aplica a los canales más tradicionales. Añade estos mismos enlaces en todos tus folletos, tarjetas de visita o cualquier documento relacionado con tu actividad profesional. ¿Trabajas con una furgoneta? Imprime la misma información allí. Esto le dará a tus clientes tiempo para anotar tu información de contacto la próxima vez que se queden parados en un atasco y tú seas el vehículo de enfrente.

Resumiendo, tanto tu imagen online como offline deberían ir de la mano. La idea es que se maximicen las opciones para que te vean.

  1. Mantén tu reputación en Internet y fuera de ella

Tan solo lleva unos minutos que un cliente deje una opinión sobre ti en Internet. Por ello, un sistema de monitorización permanente puede ayudarte a mantener tu imagen de marca y estar informado de las nuevas expectativas de tus clientes.

Por encima de todo, se trata de animar a los clientes satisfechos a compartir sus opiniones contigo, a través de sus redes sociales o personales: esto ayudará a generar un boca a oreja positivo en torno a tu marca. Esto se convierte en un punto crítico cuando sabemos que el 60% de los consumidores buscan recomendaciones en familiares o amigos antes de tomar una decisión de compra.

Una vez que hayas recopilado la información de contacto de tus clientes, puede ser buena idea enviarles periódicamente información.Muéstrales tus noticias o tus promociones mensuales; servirá de enlace entre tu sitio web y tu actividad.

Nicolas Mera
Nicolas Mera
Como emprendedor, Nicolas ha participado en varias creaciones empresariales a lo largo de su joven carrera. Él pone sus ojos en todo lo que es creativo, admira a Elon Musk, y secretamente espera convertirse en el primer humanoide en pisar suelo marciano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top