Volver

Cómo posicionar en Google: estrategias sencillas para pequeños negocios

Javier Bello
Por Javier Bello
Publicado en 31 marzo, 2020

No es ninguna sorpresa que Google tiene el monopolio de la industria de los buscadores. El gigante de los buscadores procesa a diario 3.500 millones de consultas, es decir, más del 90% del total de las búsquedas que se hacen en internet. Basándonos en este número, al menos el 90% de tu estrategia SEO (Search Engine Optimisation) debería centrarse en comprender cómo posicionar tu página web en Google.

Si tienes un pequeño negocio, lo más probable es que su gestión absorba todo tu tiempo y energía. Pero su gigantesca dimensión, y la complejidad de sus herramientas, hace de  Google un laberinto abrumador, incluso hasta para los mejores expertos en marketing digital. Y es que, existen cientos de factores que determinan cómo se posiciona tu página web en una búsqueda determinada. 

Por eso, en UENI, nuestro objetivo es darle a los pequeños negocios la exposición que necesitan. Además de construir páginas web gratuitas en menos de 3 días, también las optimizamos para búsquedas locales en Google. Y para poder hacer todo esto, hemos dedicado mucho tiempo hincando los codos para entender cómo funciona realmente el gigante de los buscadores. 

como posicionar en google

En este artículo, te ofrecemos algunos sencillos puntos de partida para ayudarte a dejar atrás a la competencia y enseñarte cómo posicionar tu contenido en Google. 

La primera parte de este artículo ofrece una introducción sobre l cómo funcionan las búsquedas en Google: 

  • Cómo posicionar en Google: ¿qué es SEO y por qué lo necesito?
  • Todo sobre algoritmos: ¿cómo determina Google tu posicionamiento?

En la segunda parte de este artículo, compartimos cinco estrategias factibles que tienes que utilizar para mejorar tu visibilidad en las búsquedas: 

  1. Consigue que tu sitio dé la talla
  2. Conecta con el tráfico de búsquedas locales
  3. Calibra tus palabras clave o keywords
  4. Crea contenido de alta calidad SEO
  5. Aprende a diferenciar los buenos enlaces

Cómo posicionar en Google: ¿qué es SEO y por qué lo necesito?

SEO (Search Engine Optimisation) consiste en mejorar la cantidad de tráfico que atraes a tu sitio web a través de los diferentes buscadores. Para hacer esto, necesitarás mejorar el posicionamiento de tu página web para determinadas frases de búsqueda. 

Cuanto más alto te posiciones en la página de resultados, más probable será que los usuarios hagan clic en tu enlace y entren en tu sitio web. De esta forma, estarás generando oportunidades y mejorarás tus ventas. 

Los beneficios de elevar tu sitio a lo más alto de las páginas de resultados de los buscadores (SERP) son enormes. En pocas palabras, el SEO consiste en ganar ventaja competitiva. Los usuarios de los buscadores rara vez van más allá de la primera página de resultados, y la mayoría terminan haciendo clic en uno de los primeros 5 resultados. Si tu sitio no está en lo más alto de la página, estás perdiendo tráfico y, en última instancia, oportunidades de negocio. 

Las buenas prácticas de SEO conllevan beneficios adicionales: crecimiento orgánico del tráfico, mejor experiencia del usuario y mayor confianza en tu sitio. En resumen, una optimización SEO constante ayudará a tu sitio web (y a tu negocio) a crecer de forma exponencial.Vamos a analizar los principales factores que afectan a tu posicionamiento en las búsquedas en Google. 

Todo sobre algoritmos: ¿cómo determina Google tu posicionamiento?

Aprender a posicionar en Google empieza con entender cómo priorizar sitios web y páginas individuales. Lo principal que debes saber sobre el algoritmo de búsqueda de Google es que evoluciona constantemente. 

En 2018, sus expertos hicieron más de 3.000 cambios a la forma en la que posicionan las páginas web. Mantenerse al día de estas alteraciones es importante, aunque puedes dejar los detalles más avanzados para que los debatan los expertos o apasionados de este tema como nosotros.

Si estás empezando a optimizar tu sitio web, hay algunas áreas en las que puedes centrarte para escalar en las clasificaciones. Algunos de los principios que ofrece Google como guía son: facilidad de uso, relevancia y utilidad. Vamos a ver cómo mide el buscador estos parámetros.

Relevancia

  • Palabras clave: son la base de tu estrategia SEO, ya que son las que indican la relevancia de tu página a los buscadores. Encontrar una buena táctica de palabras clave es esencial para que tu optimización SEO tenga éxito. Una de sus dimensiones es la densidad de palabras clave, o la frecuencia con la que un término aparece en tu página. Aún más importante es en dónde aparece el término. Además de medir la frecuencia, Google tomará como señal de mayor relevancia que una palabra aparezca en los títulos de tu página o en tu meta descripción (el fragmento que los usuarios ven en los resultados de búsqueda). Ocurre lo mismo si el término de la búsqueda aparece en las primeras 100 palabras de tu contenido.
  • Porcentaje de clics (CTR): es uno de los parámetros más sencillos. Si mucha gente elige tu página, lo más probable es que les atraiga por alguna razón. En todo caso, así es como lo ve el algoritmo. Por eso, tienes que asegurarte de que la gente quiere hacer clic en tu enlace cuando lo vea en una búsqueda de Google. La clave aquí es crear una meta descripción atractiva (la descripción de tu web que aparece en la página de resultados) y un título seductor.
  • Edad de la página: Google da prioridad al contenido fresco, aunque una página más antigua que es actualizada con frecuencia también puede posicionarse bien. Por eso, es importante mantener un flujo regular de contenido como parte de cualquier estrategia SEO.  
  • Úso de redes sociales: ¿cuánto se comparte la página en Facebook, Twitter, o Instagram? Cada vez que se comparte una página, se crea un enlace, así que los perfiles que la comparten son tan importantes como el volumen. Google prefiere las cuentas con mayor número de seguidores. 

Utilidad

  • Enlaces: analizaremos este punto en profundidad más adelante, pero la clave es el equilibrio entre cantidad y calidad. A Google le gusta que los enlaces entrantes y salientes estén conectados a sitios acreditados y fiables. 
  • Tiempo de permanencia: ¿cuánto tiempo pasa la gente en tu sitio tras hacer clic en él en la búsqueda de Google? El algoritmo favorece a los sitios que consiguen que los usuarios se queden en su dominio durante más tiempo. El contenido es la clave aquí, por lo que necesitarás construir un inventario de contenido interesante y detallado que haga que los usuarios de tu sitio web se queden a leer tu página hasta el final.
  • Calidad del contenido: Google dice que su prioridad número uno es enlazar a sus usuarios al contenido que les proporcione mayor valor. En 2019, la calidad es el criterio de referencia en SEO, y el algoritmo de búsqueda de Google tiene un número de preferencias integradas para medirla. Lo analizaremos en profundidad más adelante. 

Facilidad de uso

  • Tasa de rebote: tu tasa de rebote es el porcentaje de usuarios que abandonan tu sitio web habiendo visto sólo una página. La comunidad SEO no sabe con certeza cuánto influye este factor, mientras que Google afirma que no posiciona expresamente basándose en esto. Sin embargo, existe una correlación importante entre menores tasas de rebote y mejores posicionamientos. Puede que reducir tu tasa de rebote no tenga un impacto directo en tu posicionamiento, pero los puntos que mejores en el proceso lo tendrán. 
  • Velocidad de carga: Google analiza lo rápido que se carga el contenido de un sitio dado a través de HTML y Chrome. 
  • Facilidad de uso móvil: optimizar tu página para su uso en los exploradores de los teléfonos móviles le proporcionará un empujón en su posicionamiento en Google.
  • Estructura del sitio: ¿tu código es perfecto? ¿El diseño de tu sitio es fácil de utilizar? ¿Tu servidor es lo suficientemente rápido? Estos y otros factores técnicos de tu página serán analizados por Google y los tendrá en cuenta a la hora de posicionar tu sitio web.  

Estos son solo algunos de los factores más evidentes que influyen en el posicionamiento de tu página web en Google . Veremos cómo mejorar estos puntos y muchos otros en nuestra sencilla guía sobre cómo posicionar en Google. Esto es lo que hemos aprendido para ayudarte a competir por la atención en internet.

Consigue que tu sitio dé la talla

Como ya hemos comentado, la velocidad de carga es un factor importante para posicionar en Google, además de influir en tu tasa de conversión. Hace un par de años, la BBC publicó que la mayoría de los usuarios espera como mucho tres segundos para que se cargue unapágina al hacer compras por internet.

Por eso existe una relación directa entre la velocidad de carga de tu página web y el volumen de tus ventas online. Lo último que quieres es que tus clientes abandonen tu sitio por lo lento que es para cargar. 

Pero conseguir que tu sitio dé la talla no solo consiste solo en hacer tu página web más rápida a la hora de cargar el contenido, sino también  en tener en cuenta la experiencia del usuario (UX). Pues la idea es conseguir que tus clientes den un paseo rápido y tranquilo en un sedán, más que la fuerza bruta de un coche de Fórmula 1. 

En 3 días , UENI puede construirte una página web gratuita a medida que ofrece a tus usuarios una navegación suave y rápida. Si esto ya suena demasiado bien para ser cierto, también optimizaremos tu sitio utilizando los métodos descritos en esta guía (y otros  muchos otros) para mejorar tu posicionamiento en Google y conseguirte el podio en las búsquedas locales. 

Comprueba tu velocidad actual

Existen varias herramientas gratuitas que te permiten comprobar la velocidad de tu sitio web y averiguar cuánto tiempo tardan tus páginas en cagar, como Pingdom y PageSpeed de Google. 

Tu primera prioridad es ocuparte de las páginas más lentas. En general, siempre tienes que buscar nuevas formas de mejorar la velocidad de tu sitio como parte de la experiencia del usuario. Concéntrate en reducir la tasa de abandono y mejorar el tiempo de permanencia.

Optimiza imágenes

Utiliza un programa de edición de imágenes para comprimir tus fotos y guárdalas como el tipo de archivo apropiado para tus propósitos. El objetivo final es la experiencia del usuario, por lo que tienes que pensar tanto en la velocidad como en el estilo. Es tan importante que se vea bien en la página como que la página se cargue correctamente. Tener malos elementos visuales es tan poco atractivo para un usuario como un sitio lento.

Llegar a un equilibrio entre el rendimiento de tu página y la calidad de tus imágenes es sencillo si sabes cómo hacerlo. Para mostrar imágenes de grandes dimensiones, el mejor formato es JPEG, ya que ofrece un color y una claridad decentes y un buen rendimiento. El formato SVG te ofrece funcionalidades muy útiles para un logo, como la posibilidad de transparentar el fondo.

Recuerda utilizar palabras clave en el título del archivo así como en el atributo alt de tus imágenes al subirlas a tu sitio web.

Mejora la experiencia del usuario móvil (UX)

A medida que la capacidad de procesamiento de los teléfonos móviles ha ido mejorando, también lo ha hecho la cantidad de búsquedas desde estos dispositivos. Google se esfuerza para que esto se refleje en el posicionamiento de sus búsquedas, dando prioridad a los sitios que tienen un buen rendimiento en los dispositivos móviles. 

Puedes probar si Google considera que tus páginas son usables en los exploradores móviles con el Test de Facilidad de Uso Móvil. A continuación, prueba el test de velocidad de sitio móvil de Google para analizar el tiempo que tarda en cargarse de media una página y recibir una nota global para la funcionalidad móvil de tu sitio. Además, te ofrecerá recomendaciones específicas sobre cómo puedes mejorar tu sitio para usuarios móviles.

A la larga, algunas de las características que puedes implementar en tu estrategia SEO móvil son: pop-ups para móvil, configurar páginas móviles aceleradas (AMP) y centrarte en las búsquedas por voz. 

Consigue un certificado SSL

Conseguir un certificado de seguridad para tu sitio web proporcionará a tus usuarios una conexión segura para las páginas en las que tengan que proporcionar información personal. Si procesas transacciones en línea, es imprescindible. Además de ofrecerle tranquilidad a tus usuarios, el certificado SSL también te ayudará a posicionar en Google. 

Para la mayoría de los pequeños negocios, un certificado con Validación de Organización es lo ideal. Existen varias opciones, unas mejores que otras, empezando desde 25 GBP.

Implementa el almacenamiento en caché del navegador

Cada vez que un navegador carga una página web, está descargando información para poder mostrar palabras, imágenes y demás. El almacenamiento caché guarda la información de forma local en el ordenador del usuario, de forma que no tiene que volver a cargarla de cero al entrar en la siguiente página. Esta es una forma sencilla de mejorar la velocidad de tu sitio, pero requiere ciertos conocimientos de programación.

Simplifica la lectura de tu sitio por Google con un sitemap o mapa del sitio

Un sitemap es un archivo CML que registra cada una de las secciones de tu página web, así como su estructura. La idea es que lo utilices para dirigir a Google al contenido que quieres que vea. Los pequeños detalles pueden darte el margen que necesitas, y tener un sitemap le dará un pequeño empujón a tu SEO. Puedes utilizar esta herramienta gratuita para construir tu sitemap.

Con todos estos cambios técnicos, vale la pena considerar la idea de solicitar ayuda profesional. Esto es especialmente importante si quieres que tu negocio alcance su máximo exponente.

Conecta con el tráfico de búsquedas locales

Si tu negocio es físico, las búsquedas locales serán tu canal principal de ventas. Conseguir que tu negocio llegue a los vecinos que buscan un tipo de producto o servicio en Google tiene dos ventajas sobre las búsquedas orgánicas generales.

En primer lugar, es más sencillo escalar en el posicionamiento local, ya que hay menos competencia prominente. Además, estarás atrayendo a gente que se encuentra cerca de tu punto de venta, tanto psicológicamente como geográficamente. 

Regístrate en directorios locales

El primer paso para posicionarte en Google es apuntarte a directorios de negocios locales como Yelp, Yell, Craigslist, Qype y Bing Places. 

El proceso para apuntarse es sencillo para todos ellos. Crea una entrada en cada uno de los sitios y asegúrate de completar toda la información requerida, estructurarla y actualizarla. Incluye el nombre de tu negocio, la dirección física y de correo electrónico y tu número de teléfono (incluyendo el prefijo local). Comprueba que toda esta información está también disponible en tu página web y que está formateada de forma coherente.

El reto es conseguir apuntarte a todos los directorios en los que la gente podría buscar tu tipo de negocio. Al margen del espectro de búsqueda de Google, también vale la pena considerar los directorios verticales relacionados con tu localidad y/o área de especialización. Por ejemplo, la app de restaurantes veganos HappyCow puede ser un directorio muy útil para los restauradores que busquen este tipo de clientela.

Configura un perfil en Google My Business

Un análisis sobre cómo posicionar en las búsquedas locales en Google estaría incompleto si no incluyera Google My Business (GMB). Si buscas un resumen completo sobre cómo beneficiarte de esta herramienta, puedes leer nuestra guía completa de Google My Business.

Tener un perfil verificado en GMB proporcionará a tu negocio visibilidad y credibilidad instantáneas, poniéndote al frente de compradores en la zona. Posicionarte en búsquedas locales relevantes significa que Google Maps dirigirá a la gente directamente a tu puerta. 

Una vez tu página aparezca en la búsqueda local, deberás asegurarte de que apareces por delante de la competencia. Para las búsquedas locales, la mejora más sencilla que puedes hacer es a tu página de GMB. Una vez tengas acceso, podrás verificar y actualizar la información de tu negocio (dirección, horario, número de teléfono, correo electrónico), mostrar tu escaparate con imágenes y revisar las opiniones de tus clientes. 

Mantén tu información coherente y comprensible

Asegúrate de que tu página de GMB y tu página web tienen el nombre de tu negocio, dirección física, dirección de correo electrónico y número de teléfono (incluyendo el prefijo local). Estas credenciales se conocen como NAP

Formatear esta información con frecuencia hará que tu negocio sea más reconocible entre los diferentes directorios. Un incentivo extra de las citas locales es que la mayoría de los directorios ofrecen la opción de incluir un enlace a tu página web, lo cual te proporcionará backlinks de calidad que darán valor a tu sitio.

Un último consejo: asegúrate de que añades la información de tu negocio a tu sitio web como texto en lugar de en una imagen, de forma que sea legible para Google cuando analice tu sitio. 

Consigue valoraciones de tu negocio

Las valoraciones demuestran que tu negocio está abierto y que genera interés local. Si fueras a abrir una cafetería nueva, sería una buena idea ofrecer cafés gratis a cambio de una valoración en GMB para empezar. 

Entablar una conversación con los clientes que valoran tu sitio, tanto para elogiarte como para criticarte, es uno de los trabajos diarios como dueño de una pequeña empresa. La buena noticia es que si haces esto de forma regular en Google, verás los beneficios en tu posicionamiento local. 

Asegúrate de que tus meta etiquetas, títulos y fotos ofrecen una imagen clara de lo que haces

Tus clientes potenciales deben poder inferir qué y dónde es tu negocio de tus meta etiquetas, títulos e imágenes. Las meta etiquetas son los fragmentos que ves cuando tu negocio aparece en una búsqueda local,  y tu título es la parte en la que puedes hacer clic.

Si tu tienda está cerca y tiene pinta de ser lo que buscan, es posible que consigas una venta rápida. Tener buenas imágenes de tus trabajadores, productos y el negocio en cuestión ofrecerán una imagen de un negocio respetable.

Incorpora Google Maps en tu página de contacto

Tener esta herramienta en tu página de contacto ofrecerá la posibilidad a tus visitantes de hacer clic directamente en el mapa para ver tu localización exacta. Esto no te hará posicionarte directamente, pero es una forma de que entren en tu página GMB y un buen camino para recibir nuevas valoraciones.

Calibra tus palabras clave

Las palabras clave son la base de toda tu actividad SEO. Son una de las herramientas más importantes para posicionar en Google y cosechar los beneficios. Idear una estrategia de palabras clave consiste en precisar qué consultas están atrayendo tráfico hacia tu página y cómo puedes generar nuevas visitas con búsquedas relacionadas. Como norma general, el proceso es así: 

  1. Evaluar el posicionamiento actual en las búsquedas
  2. Investigar palabras clave
  3. Encontrar frases clave objetivo
  4. Distinguir palabras clave informativas y comerciales
  5. Incorporar las palabras clave al contenido

Busca una estrategia de marketing

El primer paso es averiguar dónde se encuentra tu sitio en cuanto al posicionamiento en Google para términos específicos. Para llevar a cabo tu investigación, necesitarás utilizar herramientas online como Semrush, que te mostrará todas las palabras claves por las que un sitio web dado se posiciona en Google y cuáles atraen mayor tráfico. Solo tienes que introducir tu dominio y seleccionar un país para averiguar cómo se desempeña tu página web en búsquedas específicas. 

¿Cuál es el objetivo de esto? Identificar términos objetivo (palabras clave) en los que puedes mejorar tu posicionamiento. Moverte de la página 2 a la 1 en una búsqueda de Google puede implicar un crecimiento modesto en la cantidad de visitantes en tu página. El crecimiento importante vendrá cuando consigas colocar tu sitio entre los primeros cinco resultados de una búsqueda determinada. 

Investiga tus palabras clave

Hay gran cantidad de opciones que te ayudarán a comprender las palabras que la gente utiliza para encontrar tu sitio web, como SEMrush o el Organizador de Palabras Clave de Google (Keyword Planner). Las herramientas de investigación de palabras clave como estas te pueden ofrecer datos sobre el volumen de búsquedas mensual, el contenido de tu competencia o cuánto dinero invierten en ellas otras empresas. 

Lo mejor de todo es que pueden ayudarte a descubrir búsquedas similares para fijarte como objetivo. Si quisieras promocionar una nueva chocolatina vegana, podrías introducir “chocolate vegano”. De esta forma, descubrirás búsquedas relacionadas, como “dónde comprar chocolatina vegana” o “mejor chocolatina vegana”. 

Como es de esperar, el acceso a esta clase de datos precisos sobre las palabras clave en Google tiene un precio. Si tienes un presupuesto ajustado para dedicar al SEO, existen varias herramientas gratuitas que ofrecen resultados similares a los del Organizador de Palabras Clave de Google. Tres buenas opciones para empezar son Answer the Public, Rank Tracker y Google Trends

Al empezar a trabajar en tu SEO, debes concentrarte en ponerte como objetivo búsquedas más específicas. Los mejores términos son aquellos con poca competencia y volúmenes de búsqueda decentes. Adaptarte a estas consultas más particulares te ayudará a construir una base de confianza y reputación para tu sitio web y así posicionar en Google para búsquedas más populares en un futuro.

Frases clave o long-tail keywords

Si tienes una empresa pequeña, es una buena idea centrarte en las frases más específicas que los consumidores utilizan cuando están a punto de comprar, como por ejemplo “dónde comprar una chocolatina vegana”. Estas frases clave tienen como objetivo los clientes que ya tienen una idea específica sobre lo que están buscando. 

Lo que es más importante, es más probable que estas búsquedas tengan menos competencia y que sea más fácil posicionarse en ellas. Las grandes marcas se gastan enormes sumas de dinero para mantenerse en la delantera y se centran en palabras clave muy competitivas. Es mejor conseguir 10 usuarios al mes que invertir tiempo y energía en perseguir palabras clave monopolizadas por negocios más grandes. 

Sobre todo, si puedes demostrarle a Google que tu página web es capaz de responder a las intenciones de los clientes comprendiendo frases clave, a la larga esto te ayudará a mejorar la reputación de tu sitio web y te resultará más sencillo escalar posiciones.

Palabras clave informativas y comerciales 

A la hora de investigar palabras clave, es una buena idea pensar en la intención del usuario. En otras palabras, ¿por qué está usando ese término esa persona? ¿Están buscando información general o quieren comprar algo? Si puedes responder a sus intenciones, estarás incrementando la utilidad de tu sitio web. 

El objetivo es averiguar en qué punto del embudo de ventas se encuentra tu futuro comprador. Siguiendo con el ejemplo anterior, “chocolate vegano alternativas” es una palabra clave más general e informativa. Si alguien busca esto, probablemente quiera aprender más sobre la oferta de productos antes de comprar. 

Una búsqueda como “dónde comprar chocolatinas veganas” señala la intención de comprar: el usuario ya sabe que este producto existe y quiere comprarlo. Esta es una palabra clave comercial. Palabras como “comprar”, “adquirir”, “rebajas”, “cupón”, “código descuento”, normalmente señalan intención de compra al ser utilizadas con el nombre de un producto.

Debes tener en cuenta ambas clases de palabras clave cuando construyas tu página web y estrategia SEO. Centrarte en palabras clave informativas te ayudará a construir una base de confianza y reputación para tu marca. Las palabras clave comerciales generalmente tendrán una mayor tasa de conversiones, por lo que te ayudarán a obtener beneficios.

Crea contenido de alta calidad SEO

Una vez has comprendido qué consultas está realizando tu clientela (indagando sobre las palabras clave), puedes empezar a darles respuestas útiles. A veces, la mejor respuesta puede ser el producto adecuado, por lo que debes convencer a tu audiencia de que eres un negocio de renombre en tu zona para que el producto adecuado sea el tuyo. Para esto, necesitarás idear una estrategia de contenido con las palabras clave comerciales e informativas como objetivo.

La respuesta más sencilla a la eterna pregunta “¿cómo posicionar en Google?” es: contenido, contenido, contenido. En el fondo, Google busca ofrecer a los usuarios el contenido que dé mayor valor para ellos. En 2019, la calidad del contenido es lo ideal en SEO.

Publica con regularidad

La creación de contenido es probablemente el método más importante para mejorar tu posicionamiento en Google y aumentar tu tráfico orgánico. Utiliza las palabras clave que has identificado como objetivos para encontrar buenos temas para crear nuevos contenidos.

Crea contenido perenne con valor para el usuario

A la hora de escribir, no pasa nada por buscar inspiración en otros lugares. Un buen punto de partida es Google. Revisa lo que está haciendo la competencia: ¿qué páginas aparecen cuando buscas los términos que te has fijado como objetivo? ¿Puedes añadir algo más? 

Poniendo tus frases clave en Google Ads, podrás confirmar sus volúmenes de búsqueda a lo largo del tiempo. Si han estado generando búsquedas durante un tiempo, vale la pena centrarse en ellos.

El objetivo es darle una vuelta a los artículos existentes ligándolos a tu experiencia en el negocio. ¿Qué puedes hacer con la información ya existente? El contenido en línea es una gran oportunidad para mostrar las capacidades de tu negocio y convencer a los clientes potenciales de que sabes de lo que hablas. 

Además de las opciones evidentes, como bloguear y los boletines informativos, también puedes probar a crear vídeos informativos, webinars o infografías.

Los profesionales del marketing a menudo recomiendan publicar contenido perenne. En otras palabras, la idea es crear contenido que sea útil para tus lectores a largo plazo. Un buen ejemplo sería: “cómo conseguir seguidores en Twitter”. Piensa en lo que tu audiencia objetivo querría saber. Los beneficios de una buena estrategia de contenido son diversos: 

  • Mantener un flujo regular de contenido perenne demuestra a Google que tu sitio se mantiene activo. 
  • Cuantas más palabras clave, más oportunidades para que la gente te encuentre a la larga.
  • Es más probable que la gente se quede más tiempo en tu sitio si tienen un catálogo de contenidos por el que navegar, aumentando el tiempo de permanencia.
  • A medida que tu contenido crece, también lo hará el número de backlinks. Hablaremos en mayor profundidad de su importancia en la siguiente sección.

Google posiciona favorablemente la legibilidad 

Si consigues que tu contenido sea legible, es menos probable que la gente lo abandone. Un buen redactor creativo tiene como objetivo mejorar la experiencia del usuario (UX) escribiendo de forma accesible y cautivadora. Algunas reglas de oro son:

  • No utilices frases y párrafos demasiado largos.
  • Divide tus páginas en secciones fáciles de digerir con títulos y subtítulos.
  • Explica los términos técnicos de forma sencilla.
  • Evita la voz pasiva.
  • Varía las estructuras de tus frases para evitar sonar repetitivo.
  • Revisa los errores gramaticales y ortográficos, ya que pueden impactar negativamente tu posicionamiento.

También es importante ofrecer un análisis a fondo de tu tema elegido. La longitud de tu contenido es otra señal que Google utiliza para determinar la utilidad de una página web determinada. Se lleva profundizar en el contenido.

Por último, no ignores la apariencia de tu página. Utilizar recursos multimedia para organizar la información en la página también puede darle un empujoncito a tu posicionamiento en Google.

Colocación de las palabras clave

Otro de los puntos de partida en SEO es asegurarte de que tus palabras clave están colocadas donde deberían a la hora de subir el contenido a tu página web. Al colocarlas en los puntos más visibles de tu página web, estarás señalando su relevancia tanto a Google como a tus clientes potenciales. En orden de importancia, deberías incluir tus palabras clave en: 

  • La dirección de tu web (URL): de forma sencilla.
  • La etiqueta del título: inclúyelas en el primer encabezado de la página (H1).
  • Tus encabezados: intenta incluirlas en, por lo menos, uno de los subtítulos.
  • Tu meta descripción: es el fragmento de texto que los buscadores muestran en las páginas de resultados.
  • Tu contenido: intenta utilizar tu palabra clave principal en las primeras 100 palabras.
  • Los atributos alt de tus imágenes y los nombres de los archivos: el texto que el buscador muestra cuando el explorador no puede cargar una imagen.

Aprende a diferenciar los buenos enlaces

Si las palabras clave son el pan del algoritmo de búsqueda de Google, los enlaces son la mantequilla. Cuando Google revisa tu página web para determinar tu posicionamiento, analiza los enlaces entrantes, salientes e internos: 

  • Los enlaces salientes son los enlaces en tu sitio web que dirigen a otras páginas y sitios web en internet. 
  • Los backlinks o enlaces entrantes son los que llevan a tu sitio web desde otros sitios y páginas web.
  • Los enlaces internos son los que se encuentran en tu sitio web y dirigen hacia otras páginas del mismo dominio.

Fabricar una red de enlaces a otros sitios y páginas web requiere un equilibrio entre cantidad y calidad. El truco es conseguir el número adecuado de backlinks procedentes de sitios de alta calidad y con buena reputación. 

Backlinks: enlaces entrantes

Conseguir backlinks ya no es tan complicado como antes. Google dedica muchos recursos a penalizar las estrategias de construcción de enlaces holgazanas, como la compra de enlaces. Hoy en día, Google filtra abiertamente los sitios que participan en esta clase de maquinaciones deshonestas. Cuando analiza tus enlaces entrantes, Google comprueba tanto la cantidad como la calidad, teniendo en cuenta: 

  • El número total de dominios y páginas remitentes: en términos sencillos, cuántos sitios y páginas web contienen enlaces al tuyo.
  • La calidad de los dominios y páginas remitentes: cómo de fiables, útiles y relevantes son los sitios y páginas que enlazan al tuyo.
  • El texto ancla: es el texto hipervinculado que lleva a la gente a tu página cuando hacen clic en él. Si incluye palabras clave o sinónimos, es otra señal de relevancia para el algoritmo de búsqueda.

Construir una red de backlinks de confianza

La buena noticia es que acumularás enlaces entrantes de forma natural si creas contenidos útiles y únicos, tal y como hemos comentado anteriormente. Naturalmente, hay algunos trucos que puedes utilizar para agilizar el proceso. Recuerda que hay un paso entre ayudar y entorpecer tu posicionamiento cuando llevas a cabo estas tácticas, por lo que debes utilizarlas como parte de una estrategia global para encontrar el sitio de tu negocio.

Publicaciones de invitados

Esta es otra forma de generar enlaces a través del contenido. Se trata de identificar oportunidades para publicar artículos, contactar posibles candidatos, idear tus publicaciones y finalmente escribirlas y editarlas. 

Una búsqueda rápida de tus palabras clave en Google junto a frases como “escribe para nosotros” o “conviértete en autor” y “artículos de invitados” es una de las formas de encontrar oportunidades disponibles. Si llevaras un negocio de jardinería, podrías buscar “jardinería artículos de invitados” para identificar oportunidades. 

Una forma efectiva de generar oportunidades y de crear buen contenido con valor único para tus usuarios es explotar los solapamientos del mercado. Siguiendo con el negocio de jardinería, podrías hablar con un bloguero de comida y ofrecerle un artículo sobre cómo crear el jardín de especias perfecto. Una vez escrito y editado el contenido, no olvides asegurarte de que la versión final lleva un enlace a tu sitio web.

Aunque puede consumir mucho tiempo, las publicaciones de invitados tienen la ventaja de ayudarte a mejorar la reputación de tu sitio. Piensa seriamente en dónde podrías publicar tu blog. Al principio, es una buena idea buscar blogs de reputación media con especializaciones claras. Claro que, si crees que tu contenido podría ser publicado en blogs más notorios, ¡adelante!

Para el pequeño empresario corto de tiempo, un buen truco es identificar enlaces rotos en sitios relacionados con tu industria utilizando herramientas gratuitas como Broken Link Check. Puedes contactar a los dueños de estos sitios web, informarles de los enlaces rotos y ofrecer tu sitio para reemplazarlos. Les interesa a ellos tanto como a ti purgar los enlaces rotos y reemplazarlos con tu página fresca y completamente funcional.

Comentarios en foros y opiniones de productos

Dos métodos clásicos para conseguir enlaces entrantes y generar visitas en tus páginas web son los comentarios en foros específicos de tu industria y dejar opiniones de productos. 

La regla de oro en este caso es pensar en la calidad de tus comentarios, así como utilizar contenido privado para respaldar tu opinión. No dejes un enlace a tu sitio web al final del comentario sin más: si tienes un negocio de jardinería, escribe una opinión sobre un modelo nuevo de tijeras de podar y enlazar a un artículo de tu blog que habla del arte de la poda para justificar lo que estás diciendo.

Cuando dejes opiniones de productos y contribuyas a discusiones de foros, asegúrate de conectar con el público que realmente va a encontrar tus consejos útiles. ¿Estás realmente añadiendo valor para el usuario? ¿Hace tu página exactamente lo que estás promocionando? Si alguna de las respuestas a estas preguntas es no, lo más probable es que aumentes tu tasa de abandono y afectes negativamente a tu posicionamiento en Google.

Comunicados de prensa

Aunque no es tan importante como antaño, los comunicados de prensa siguen siendo una forma efectiva de conseguir backlinks por parte de la prensa. Estos sitios suelen ser dominios de alta calidad con gran cantidad de backlinks propios. 

La clave para construir una red de backlinks de este tipo es centrarte en historias que generarán interés real por parte de la prensa. Lo último que quieres son enlaces de spam y de sitios web de baja calidad, que lo más probable es que afecten negativamente a tu posicionamiento. Un buen comunicado de prensa es muy similar a un buen contenido. Aquí tienes algunos consejos: 

  • Procura compartir temas que sean realmente relevantes e interesantes para la prensa. 
  • Escribe un título con gancho.
  • Crea un comunicado breve, realista y con un objetivo claro.
  • Distribúyelo solo entre los sitios relevantes y evita enviarlo por doquier.

Conseguir la atención de la prensa local cobra más y más relevancia a medida que Google trata de agudizar la forma en la que su algoritmo identifica la localización del usuario.

Influencers

Forjar relaciones con influencers de tu industria es otra forma de construir una red de backlinks. Si tienes interés por tu sector, lo más probable es que te venga más de un nombre a la mente. Concéntrate en los grandes blogueros, cuentas de redes sociales y escritores en foros y escríbeles a través de los detalles de contacto que puedas encontrar.

Si puedes conseguir que te mencionen en redes sociales, genial. Aún mejor es conseguir forjar una relación laboral basada en experiencias complementarias. Debido a su popularidad, se espera de los influencers que compartan información sobre temas variados.. En Twitter, puedes escribir a eminencias dentro de tu industria para que mencionen alguna de tus publicaciones sobre temas relacionados con lo que hacen. 

Enlaces salientes

Utilizar enlaces salientes en tu propia página web es otra forma de equilibrar cantidad y calidad. Un par de enlaces a contenido de alta calidad de temas relacionados señala relevancia al algoritmo de búsqueda de Google y puede mejorar tu posicionamiento. De la misma forma, Google verá demasiados enlaces como una distracción de tu contenido y restará utilidad a tu página, en especial si no llevan a temas relevantes. 

Cuando vayas a introducir un enlace saliente en tu página web, asegúrate de que se abren en una nueva pestaña, de forma que los usuarios no abandonen la tuya. Asimismo, evita enlazar a contenido de la competencia siempre que sea posible, sobre todo si tratas el mismo tema. Lo último que quieres es mejorar su posicionamiento a costa del tuyo. 

Enlaces internos

Los principales beneficios de los enlaces internos consisten en asegurar un mayor tiempo de permanencia y una mejor estructuración de tu sitio. Si enlazas a más contenido propio, lo más probable es que la gente se quede en tu dominio más tiempo. Al mismo tiempo, tener un sitio con una buena red de enlaces internos mostrará a Google que tu sitio web está bien conectado y es sencillo de navegar. 

En cuanto a enlaces internos, las reglas son más o menos las mismas que ya hemos tratado. Asegúrate de que son relevantes y útiles, que ocurren de forma natural en el texto y que llevan a contenido que ofrece valor real al usuario. 

Para contenido de formato largo, es una buena idea incluir entre 3 y 4 enlaces internos. Idealmente, deberían llevar a páginas de niveles inferiores y más profundos dentro de tu sitio en lugar de a menús principales, que ya están bien comunicados. Por último, asegúrate de que el texto ancla es similar al del título de la página a la que estás enlazando para ayudar a Google a ver la relevancia del tema en cuestión. 

A medida que vayas fabricando tu catálogo de contenido de calidad, esta tarea será más y más sencilla.

Estrategias a largo plazo

Al implementar todas estas estrategias  de forma correcta, verás cómo tu posicionamiento en Google, el tráfico de tu sitio web y tus ventas mejoran. 

Está cada vez más claro que Google busca mejorar la forma en la que procesa las intenciones de la persona que busca y las consultas largas. Teniendo esto en cuenta la calidad de tu página web es primordial: debe ser cautivadora, relevante y útil para los visitantes. 

Si hay una regla de oro que dar a la gente que nos pregunta cómo posicionar en Google, sería que proporciones valor real al usuario dentro de tu mercado. Conoce a tu público y cómo atraerlo hacia tu terreno. Centrarte en la calidad de tu contenido te ayudará, así como mantenerte al tanto de lo que buscan tus clientes potenciales, estudiando las palabras clave de sus búsquedas.

Un último detalle que recordar es que hay una diferencia entre tácticas y estrategias: las últimas necesitan tiempo para dar resultados. Siempre vas a encontrar gente que te ofrece trucos tentadores para mejorar tu perfil de búsqueda, pero si los implementas mal, te afectarán negativamente. Escalar en los resultados de búsqueda lleva tiempo, trabajo y atención.

Si llegados a este punto estás cansado de Google, en UENI podemos ocuparnos de la carga que supone tu SEO. En tres días te construiremos una página web profesional completa y gratis, que optimizaremos para que se convierta en uno de los nombres de referencia en tu campo dentro de la búsqueda de Google.


Javier Bello
Javier Bello
Helping UENI and Small Businesses to get more visibility and success.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top